Lunares cancerígenos: Cómo reconocerlos?

lunar cancerigeno, lunar maligno, lunar cancer, tipo lunar
El cáncer de piel es uno de los tipos de cáncer más diagnosticados, y cuya incidencia ha ido aumentando en los últimos años. 

Una de las formas en que se presenta este cáncer, son los melanomas o lunares cancerígenos, los cuales, si son detectados a tiempo, pueden ser correctamente tratados. A raíz de esto surgen dudas: ¿Cómo puedo identificar un lunar producto del cáncer de piel? ¿Cómo puedo saber si mis lunares son normales? 


Qué es el cáncer de piel? 

El cáncer de piel, se refiere a una serie de enfermedades que afectan las células cutáneas (de la piel). Las principales formas en las que se presenta este cáncer son:

-) Cáncer de células basales: Es el tipo de cáncer más común; pero el menos peligroso. Se produce en la capa superior de la piel: en la epidermis.
-) Cáncer de células escamosas: Es menos común que el anterior; pero se propaga más fácilmente, y si no se trata puede llegar a ser fatal. Se produce en la capa media de la piel, debajo de la epidermis.
-) Melanoma: Es el tipo menos común, pero es el más agresivo, y el que se propaga más fácilmente. Además, si no se trata a tiempo, también puede llegar a ser fatal. Se produce en las células productoras del color, el pigmento de la piel, los melanocitos.

De las tres formas en las que se presenta el cáncer de piel, el que debe ser reconocido y tratado más tempranamente, es el melanoma; debido a su agresividad y la facilidad con la que se propaga, la facilidad con la que se "mueve". 
Es por este motivo, que debemos ser capaces de identificar los signos de un posible melanoma; y dado que se presenta en las células encargadas de dar el color a la piel, suelen ser confundidos con manchas de nacimiento como lunares ó pecas.


Cómo reconocer los lunares cancerígenos (el melanoma)?

Una forma extendida por especialistas para identificar factores de riesgo y distinguir entre lunares, pecas y manchas de nacimiento, de los melanomas, es el llamado ABCD del melanoma, que se ilustra en la siguiente imágen:
identificar lunares cancerígenos
-) Letra A/Asimetría: Si un lunar o marca de nacimiento es de forma asimétrica, es decir, si se parte en dos mitades, estas mitades no son iguales, no tienen una forma similar, es un posible candidato a melanoma. Dado que la mayoría de lunares son esféricos, circulares, es posible generalizar que cualquier lunar o marca no circular presenta riesgos de ser un melanoma.
-) Letra B/Bordes: Si el lunar o marca de que sospechamos, presenta bordes no definidos, es decir, no se puede reconocer claramente donde inicia, se puede considerar de alto riesgo.
-) Letra C/Color: El color de un lunar "normal", no cancerígeno, debe ser homogéneo, parejo, debe mayoritariamente de un solo color. Si se observan otros colores en el interior o zonas más claras u oscuras, es posible que se trate de un melanoma.
-) Letra D/Diámetro: Los lunares no deben crecer, deben tener un tamaño constante; por lo que si observas que un lunar crece, muy posiblemente se trate de un melanoma. Además, el diámetro (medida de borde a borde, de lado a lado), no debería ser mayor al tamaño del borrador de un lápiz (alrededor de medio centimetro).

Debemos de tener muy claro, que si el lunar del que sospechamos poseé más de uno de los factores de riesgo anteriores, es más probable que se trate de melanoma, que si solo fuera uno. Por ejemplo, si yo tengo un lunar que presenta diferentes colores y además de esto empiezo a notar que aumenta de tamaño, la probabilidad de que sea cancerígeno es mayor, que si solo tuviera diferentes colores y no creciera. 


Formas de prevenir el melanoma (cáncer de piel)

1) Debemos utilizar bloqueador solar regularmente: Debemos utilizar el correcto para nuestro tipo de piel y el factor de exposición requerido (por regla básica factor 15 o superior); además debe ofrecer protección UVA y UVB (a la luz ultravioleta tipo A y luz ultravioleta tipo B). 
Además de estar asociado con el desarrollo del melanoma, una exposición excesiva a la luz del solar puede producir manchas en la piel y contribuir con la aparición temprana de arrugas.
2) Debemos evitar el uso de camas de bronceado UV (ultravioleta): El uso de este tipo de camas ha sido asociado con la aparición y desarrollo de melanomas. Debemos evitarlas.
3) Debemos evitar exponernos a fuentes de luz UV directa: como la de algunos tipos de lámparas industriales y máquinas de soldadura; ya que además de producirnos quemaduras oculares, pueden ocasionar el desarrollo del cáncer en la piel. Siempre que manipulemos este tipo de herramientas, debemos utilizar la protección adecuada, siempre.

Recuerda que los factores de riesgo descritos anteriormente, son solo eso, factores de riesgo. El hecho de presentar alguno de ellos, no indica directamente que se trate de un melanoma, no, indica un riesgo, un riesgo que debe ser evaluado por un médico especialista. Razón por la cual, si presentas alguno de ellos, debes acudir de inmediato con el médico, para que te diagnostique correctamente.



Debes tener claro, que en el cáncer, y específicamente en el cáncer de piel, el tiempo es un factor muy importante en la efectividad de un tratamiento; así que si tienes dudas, no las dejes para mañana, consulta con un médico.

Fuentes
http://en.wikipedia.org/wiki/Melanoma
http://en.wikipedia.org/wiki/Skin_cancer
http://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%A1ncer_de_piel
http://es.wikipedia.org/wiki/Melanoma


Publicado en Salud y belleza

2 comentarios :

  1. Anónimo1:13 p. m.

    HOLA. TENGO UN LUNAR REDONDO, CAFE, Y NO ES DE VARIOS COLORES PERO SI CRECIÓ COMO UNA VERRUGA HASTE DE UN MEDIO CM. DE DIÁMETRO, AHORITA ESTÁ VOLVIENDO A SU TAMAÑO PERO LENTAMENTE, DEBERÍA ALARMARME?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, cuando hablamos de la salud de nuestro cuerpo, a lo que debemos estar más atentos es a los cambios; así que el hecho de que tu lunar cambie de tamaño, tiene la suficiente importancia como para que consultes con un especialista. Lo mejor es que consultes directamente con el dermatólogo, o en todo caso con un médico general, el cual te recomendará un dermatólogo en caso de ser necesario.

      Según lo que comentas, solo presentas uno de los factores de riesgo, por lo que no deberías alarmarte; pero tampoco deberías confiarte, y no consultar con el especialista. Cuando tenemos dudas respecto a nuestra salud, lo mejor es salir de ellas cuanto antes. Te deseó muy buena suerte.

      Eliminar

Recuerda que los comentarios están siendo moderados. A la mayor brevedad serán publicados